2005-08-31

26) …ABRIENDO MUNDOS …..

Cómo ayudar a que su niño sea lector (*)

  • El libro es la puerta de entrada al conocimiento, a la reflexión, a la creatividad, a la fantasía, al placer, al juego…los hace curiosos y les da ánimo para aprender más. Cuando los adultos (mamá, papá, abuelos) abren un libro, o cuentan las historias que escucharon en su niñez o episodios vividos por ellos o por sus antepasados, conducen a los pequeños a participar de una aventura maravillosa que dejará una huella importante en su personalidad y, en algunos casos, orientará sus vidas.
  • Algunas sugerencias para despertar el interés por la lectura:
  • Las canciones de cuna, los juegos, las rimas, ayudan a sostener esta primera relación entre adultos y niños a través del placer compartido en el lenguaje. No importa lo que digan las palabras, sino el sonido, el ritmo y el afecto con que son transmitidos.
  • Los libros de imágenes para niños de menos de un año, son significativos por el atractivo del color, las formas y sobre todo porque son vistos en brazos de papá o mamá. Los hay de plástico, cartón duro o tela.
  • La lectura diaria de cuentos a una hora determinada, antes de dormir por ej. y la narración preceden y preparan para la aproximación personal al libro y acicatean el interés por leer solo.
  • La lectura en rueda familiar en un clima festivo, permite la participación de todos, ya que en cada ocasión el lector puede variar, a veces un adulto, otras uno de los hermanos mayores que muestra sus habilidades y crea en los pequeños el deseo de tomar parte activa en la lectura.
  • La importancia que los mayores den al libro, el tiempo que le dediquen a la lectura y la satisfacción que pongan de manifiesto en practicarla, resultará un buen ejemplo.
  • Hable con sus hijos al jugar, al ir de compras y en todas las circunstancias posibles. Escúchelo con interés y hágales preguntas. Comente con ellos el cuento o el libro leído, el programa de televisión visto, los personajes que aparecen, las situaciones que se presentan, los problemas que se plantean y contribuya a desarrollar su espíritu crítico.
  • No obligue a sus hijos a leer. La lectura es un premio, no un castigo.
  • Es importante que en su casa siempre haya libros, revistas, periódicos para todos tengan algo para leer.
  • La biblioteca de su casa. Hacer una biblioteca no resulta costoso ni difícil. Solo es cuestión de ingenio: unas tablas, cajones forrados, planchas de aglomerado sobre ladrillos pueden ser el primer paso. Conviene que los libros de los niños tengan su propio espacio y que cada libro esté agrupado de acuerdo con su contenido.
  • ¿Cuáles son los temas que les gustan a los niños?. Deporte, animales, magia, misterio, terror..hay libros y revistas para todos los grupos. Sorpréndalos de vez en cuando llevando a su casa alguno de ellos, sin que haya un motivo especial para recibirlos.
  • AYUDE A SU HIJO A LEER.
    APRENDER A LEER ES APRENDER A PENSAR,
    ES APRENDER A VIVIR MEJOR…

Cuando usted abre un libro con sus niños,

está abriendo el mundo para ellos

(*) Extractado de boletín barrial editado por “Peluquerías Summum”
(TIMOTE 4.051 de Remedios de Escalada , Pcia. de Bs. As. Argentina; - 4-267-1291),
Campaña de promoción de la lectura.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home