2005-01-31

27) "LEER ES UNA FIESTA "

Acciones para promover la lectura

en familia,
con amigos,
en la escuela…(*)

  • Dejar perdido un libro en lugares públicos, tales como parques, cabinas telefónicas, centros comerciales, transportes públicos y demás sitios similares, con el fin de quien lo encuentre pueda leerlo y luego dejarlo “perdido”. Así se creará una nueve red de lectores.
  • Visitar bibliotecas y librerías para conocer las novedades.
  • Organizar un pic-nic de lectura: ir a un espacio verde (una plaza, una canchita o un potrero) donde poder disfrutar del sol y compartir con los compañeros o la familia el cuento que más le gusta a cada uno.
  • Visitar una biblioteca y pedir una escalera para bajar los libros que hace mucho que no se leen. Desempolvarlos. Verá que allí hay novedades dignas de comentar.
  • Encontrarse con amigos en los bares para compartir los libros que más le gustan a cada uno.
  • Estrenar un cuaderno de lecturas: copiar en él lo que hemos leído durante una semana y expresar en qué sentimos que nos ha cambiado aquella lectura.
  • Planear unas vacaciones de mesita de luz, es decir, acomodar los libros con los que pasaremos, por ejemplo, un fin de semana.
  • Invitar a los comerciantes del barrio a que agreguen textos en sus locales, sobre todo en aquellos donde haya que esperar (peluquerías, lavaderos, remiserías, etc.).
  • Invitarlos también a adornar sus vidrieras con libros y textos.
  • Organizar un abrazo de lectura a aquella institución considerada emblemática para el barrio o la localidad: la biblioteca popular, la escuela, etc.
  • Dejar un libro sobre mascotas en la veterinaria e invitar al veterinario a que convoque a hacer lo mismo al resto de los clientes, así se creará una biblioteca especializada que podrá serle útil a todos.
  • Realizar con la profesora de plástica libros artesanales.
  • Organizar una feria barrial de libros incunables, invitando a los vecinos a traer el libro más antiguo que tengan en sus casas.
  • Invitar a las radios locales a que se sumen a la Semana del Libro con micros dedicados a la lectura de textos.
  • Organizar debates, conferencias y charlas en las que intervengan todas las fuerzas vivas de un pueblo.
  • Sentarse a leer ese libro que hace tanto que nos espera.
  • Robar tiempo a alguna tarea y destinárselo a la lectura. Por ejemplo, durante una semana reducir a quince minutos el encuentro con la pantalla televisiva y conectarnos con un libro.
  • Compartir con nuestros hijos libros infantiles o juveniles.
  • Destinar una cantidad de libros para prestar y pedir prestados libros.
  • ¡Animarse a la lectura!....

(*) De la Campaña “Leer es una fiesta”, Cdad. de Bs. As.

del 30 de octubre al 5 de noviembre de 2005.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home